AHORRA AGUA CON ESTOS CONSEJOS

Es el momento de ponernos serios ¡es el momento de comenzar a ahorrar agua!, sin dejar pasar ni un solo día más. Cuanto antes empecemos a realizar los pequeños cambios diarios que nos harán ahorrar agua, antes los convertiremos en costumbres en nuestro día a día.

Debemos concienciarnos todos con el tema del agua, cada vez llueve menos, cada vez hay más sequía, nuestros ríos cada vez tienen menos caudal, y este es un problema serio, que nos perjudica a todos, y que todos debemos empezar a reaccionar y a actuar para minimizar los daños.

Los 20 consejos más eficaces para ahorra agua:

  1. Controla tu consumo. Estar atento al contador del agua para controlar el consumo y detectar cualquier fallo o fuga.
  2. ¡Utiliza los tapones! Si cuentas con un fregadero doble, utiliza uno de ellos para fregar y el otro para enjuagar, sin dejar correr el agua, utiliza los tapones y llena ambos fregaderos para toda la loza.
  3. Usa la nevera para conseguir al momento agua fría. Tendemos a dejar correr el agua para conseguir agua un poquito más fría, y esto se convierte en un gasto innecesario de agua.
  4. Aprovecha el agua previa a la caliente. No dejes correr el agua hasta que salga caliente, utiliza un cubo o una jarra para no desperdiciar esa agua templada, podrás utilizar después para cualquier otra cosa.
  5. Sustituye la alcachofa de tu ducha por una de bajo flujo. No necesitas tanta presión de agua para ducharte, y es un gasto innecesario desperdiciar litros y litros para enjuagarnos.
  6. Utiliza aireadores o difusores para todos los grifos. Son baratos y fáciles de instalar. Te proporcionarán un gran ahorro constante al controlar el flujo del agua.
  7. Recoge el agua que suelta tu aparato de aire acondicionado en un recipiente. Esta agua podrás usarla después para cualquier otra cosa, como regar, por ejemplo.
  8. Usa los electrodomésticos solo cuando estén llenos. Pon el lavavajillas o la lavadora solo cuando su capacidad esté al completo, y utiliza los distintos programas de las mismas, cada uno tiene una función diferente, y un gasto de agua distinto, no debemos usar siempre el mismo, adécualo según cada necesidad.
  9. Elije bien el electrodoméstico antes de comprarlo. En ocasiones como esta, se puede aplicar aquella frase de “a veces lo barato sale caro”, hay que tener en cuenta las necesidades de consumo y de agua de la máquina, antes de elegirla. Aunque nos suba el precio en la compra, nos ahorrará gran cantidad de dinero a lo largo del tiempo.
  10. Instala en tu inodoro la doble descarga. Este pequeño cambio ahorrara miles de litros en tu baño.
  11. Mete una botella en la cisterna de tu inodoro. Si no puedes cambiar en estos momentos a un sistema de doble descarga, mete una botella dentro de la cisterna, esto hará que no se llene del todo su capacidad.
  12. Dúchate, no te bañes. No es lógico llenar la bañera para tan solo lavarte, la ducha es rápida, y no consumirás a penas agua, la bañera tiene capacidad para muchos litros, que son innecesarios para nuestro aseo diario.
  13. Cuidado con las duchas largas, en ese caso, mejor baños. Si tienes pensado pasar más tiempo del estrictamente necesario para lavarte en tu ducha, decántate por darte un baño, por mucho que llenes de agua tu bañera, siempre serán menos litros que los que gastarás dejando el agua correr durante mucho tiempo innecesariamente.
  14. Cierra el grifo mientras te enjabonas. No es necesario dejar correr el agua de la ducha mientras nos enjabonamos el cuerpo o el cabello, tampoco lo es si nos estamos pasando la cuchilla. Cierra tu grifo mientras tanto.
  15. Cierra el grifo mientras te lavas los dientes. Esa agua que dejas correr no tiene ningún sentido. Abre el grifo solo cuando vayas a enjuagarte.
  16. No utilices agua corriente para descongelar alimentos. Esta práctica es muy habitual en todos nosotros, y es un gasto que podríamos evitar sacando los alimentos a descongelar con tiempo suficiente.
  17. Riega siempre de noche. Las altas temperaturas del día hacen que la mitad del agua se evapore y tengas que utilizar el doble para regar.
  18. Lava tu coche en un establecimiento de lavado. Al hacerlo nosotros mismos, el gasto de agua será mucho mayor, y el dinero que conllevará te hará gastar más que lo que te cuesta en un lavadero.
  19. Utiliza el agua que cambias a tus peces o tortuga para regar las plantas. No solo ahorrarás, sino que esta agua aportará nutrientes naturales a tus macetas.
  20. Haz que estos consejos sean parte de tu vida diaria. Conviértelos en costumbres, automatízalos, no solo tú, incúlcalo a todos los miembros de tu familia para que sea una forma de vida para siempre, te lo agradecerán.