Duchas atascadas: cómo solucionarlas y consejos útiles

La ducha es un elemento de baño muy usado en la actualidad ya que, en comparación de las bañeras, consume menos agua al momento del aseo personal. Además, las duchas son mucho más baratas que las bañeras, así que podríamos decir que no sólo son efectivas sino también ahorradoras y economizadoras.

 

Sin embargo, las duchas no están exentas a atorarse al igual que todos los otros elementos de fontanería de tu hogar. Los problemas de atascos de duchas suceden con cierta normalidad, causando molestias en los usuarios e inconvenientes higiénicos. Máxime si se tienen platos de duchas en vez de bañeras, pues dichos platos son más proclives a provocar inundaciones en el cuarto de baño, o incluso problemas de mayor gravedad.

 

Debido a lo anterior expuesto, en este artículo te diremos cómo desatascar el cabezal de la ducha y, también, el desagüe para que tengas un conocimiento integral sobre el tema que te sirva para prevenir y resolver problemas de atascos futuros. Asimismo, expondremos los métodos más efectivos de desatascos; tanto los métodos con productos naturales y sustancias químicas, como los métodos usando desatascadores. Sigue leyendo y en lo consecutivo aprenderás a cómo desatascar una ducha.

 

Atascos en el cabezal de ducha

Antes que nada, es menester resaltar y matizar que las duchas solamente pueden ser atascadas en dos lugares: en el cabezal de la ducha (la parte superior donde sale y desciende el agua) y en el plato o desagüe (parte inferior de la ducha donde el agua cae y se va a través del drenaje). Como sabemos, estas dos partes de la ducha tienen funciones muy distintas y, por ende, se atascan por causas disimiles.

 

Por un lado, el cabezal de la ducha suele atascarse por el contenido de sólidos que tiene el agua que viene de la red de suministro. Estos sólidos son frecuentemente formadores de sarro que ocluyen la ducha, es decir, elementos como la cal y el calcio son los principales causantes de atascos en los cabezales de las duchas. Dichas partículas sólidas las podemos notar en los pequeños agujeros de las duchas, los cuales se van taponando e impidiendo el paso del agua.

 

Si has sufrido un taponamiento del cabezal de la ducha, entonces te recomendamos solucionarlo mediante este remedio casero: pon en una olla a hervir dos partes de agua, una parte de vinagre y un poco de zumo de limón. Una vez tengas esto listo, si la ducha es de metal, vierte la mezcla hirviendo dentro del cabezal de la ducha y déjalo actuar por unos 15 minutos. Si la ducha es de plástico, entonces deja que la mezcla se enfrié antes de agregarla a la ducha, para no dañar a la misma. Esto debería solucionar el problema de atasco, pero si no, entonces el atasco es grave y deberás desatascar cada agujero del cabezal de la ducha, uno por uno.

 

Desatasca el desagüe de la ducha

En cuanto a los atascos en parte inferior de la ducha por donde se va el agua, es decir, en el desagüe, los atascos son más frecuentes y se deben, en esencia, a la actividad antropogénica que se realiza sobre ellos. Los atascos en los desagües de duchas son formados por pelos o restos de jabón principalmente. Si en tu ducha sólo hay un desagüe, entonces cuando éste se atasque inundará todo el baño de manera irremediable, así que es importante que conozcas de una vez por todas a cómo solucionarlo.

 

Existen muchas formas de solventar atascos en los desagües de duchas; desde la aplicación de productos naturales, pasando por métodos artesanales, hasta la aplicación sustancia comerciales especializadas. Lo más común para estos casos es utilizar un desatascador convencional (de ventosa y mango) para succionar, por medio del vacío generado al usar dicha herramienta, toda la suciedad que está produciendo el atasco en el desagüe. Por otra parte, si el atasco no es grave y es visible, entonces puedes removerlo manualmente con un objeto flexible, como lo son los alambres.

 

Desatascar con productos naturales

Uno de los métodos caseros más efectivos, para erradicar atascos en los desagües de duchas, es aquel que consisten en preparar una mezcla de bicarbonato de sodio, sal y vinagre blanco para verterlo posteriormente sobre el desagüe ocluido. Esa mezcla se debe dejar actuar por unos quince minutos para que disuelva bien la grasa. Una vez esperado el tiempo mencionado, vierte agua hirviendo sobre el desagüe para arrastrar y eliminar toda la suciedad que producía el atasco.

 

Si lo anterior no te funcionó, puedes optar por productos desatascadores industriales, tomando en cuenta que no sean muy abrasivos para no contaminar las tuberías. Usa el producto industrial más ligero que con eso te bastará para desatascar obstrucciones de pelo y jabón. En caso de que los productos industriales también fallen, es hora de que llames a los fontaneros profesionales para que solventen tu problema.